Una Observación Interesante

01.26.07

Todos sabemos que el español vino del latín, pero ¿sabía usted que el griego es un pariente también? Estas lenguas pertenecen a la familia indo-europea, que también incluye el inglés, el francés, y muchas otras lenguas de Europa y Asia. En la clasificación de idiomas, se puede hacer un árbol genealógico como los de familias de personas. En el indo-europeo, el antepasado se llama proto-indo-europeo (a menudo abreviado como PIE), y debajo de ésto, se encontrarán las lenguas que se volvieron en las lenguas indo-europeas modernas que hablamos hoy en día. Estos hijos del proto-indo-europeo incluyen el latín y el griego antiguo, así que podríamos decir que son hermanos (o hermanas, ¡cualquier prefiere usted!), con la misma relación que hoy tiene el español con el italiano, el portugués, y con las otras lenguas romances.

Ya que estudio ambas lenguas—el latín y el griego—estoy en la posición de examinarlas y compararlas con sí. Existen semejanzas, pero el vocabulario griego es muy diferente que el latino. Sin embargo, he hallado ciertas palabras en latín que empiezan con una S, y en griego empiezan con un sonido de la H inglesa. Examine los ejemplos siguientes:

griego latín español
υπέρ (hyper) super sobre
υπό (hypó) sub debajo de
έξ (hex) sex seis
επτά (heptá) septem siete

Por lo visto, o la H (usualmente escrito con un apóstrofe ‘ encima de la primera letra) se convirtió en una S, o la S se convirtió en una H. No sé cuál de estas circunstancias ocurrió, o cuál sonido tuvo el proto-indo-europeo en estas palabras, pero pienso que es interesante que pude encontrar un patrón en el desarrollo de estos dos idiomas. Estoy seguro de que existen otros ejemplos de este cambio que todavía no he encontrado, y por supuesto hubo otros cambios fonológicos que ocurrió cuando nacieron el griego y el latín.

También es interesante que en griego moderno, la H no se pronuncia (como la H española, salvo que no se escribe en absoluto). Los números en el ejemplo arriba se pronuncian exi y eptá. Este cambio fonológico ocurrió alrededor de los primeros siglos después de Cristo, así que pronuncio el griego así.

Leave a Reply